Tortilla de Patatas con Atún y Cheddar

Tortilla-atún


Porque no hay Otoño sin hojas, Invierno sin frío, Primavera sin flores, ni Verano sin sol, no hay nada mejor, para aplacar el apetito, que un buen pincho de Tortilla de Patatas.

Los que me seguís habitualmente, sabéis que tengo una debilidad imperiosa, desmesurada y casi obsesiva, por toda tortilla que me pongan por delante; con esta son ya 37 las Tortillas que han salido de mi cocina para enseñároslas en este blog; la que os traigo hoy no es una más, ni tampoco es una cualquiera, es una de las más ricas y sabrosas que he comido en mucho tiempo, y sé con toda seguridad, que os va a encantar.

Confieso que no era mi intención publicarla, por eso no tengo fotografiado la mise en place, ni el paso a paso. Pero ya me vais conociendo, cuando me cuelgo el mandil, tomo el cuchillo y me pongo delante de la tabla de cocina, mi cabecita loca se pone a funcionar sin freno, en el mismo momento cuando estaba cocinándola, ya me estaba arrepintiendo de no haber tomado fotos, pero una vez terminada, pensé que no la podía guardar para mí sola. No imagináis como olía en mi cocina, y del sabor para que os cuento, mejor la cocináis, la probáis, y si podéis me lo contáis, porque para mí ha sido casi imposible describirlo, ¡qué buena!

Pero dejémonos de rodeos y vamos a lo que interesa, estaréis deseando descubrir cual es la clave, que yo guardo con celo como si del mismísimo secreto de la corona se tratara 😉, pero no temáis, ya os cuento sin necesidad de ninguna tortura 😁 que siendo de ingredientes muy humildes, el toque de gracia en esta exquisita Tortilla, lo pone la Pimienta de Sechuán, solo unos granos ligeramente tostados y machacados, que le aportan esa sutil nota cítrica a limón, ligeramente picante, que potencia el sabor en conjunto de este magnífico bocado, y que pasará desde hoy a ser una de mis candidatas preferentes a ser la Tortilla Perfecta de mi colección en Google +  "El Club de la Tortilla Perfecta".
Sin más dilación, y porque sé que se os está haciendo la boca agua, os invito a cocinar conmigo ¿comenzamos?

INGREDIENTES
  • 1.200 kg de Patatas
  • 160 gr de Atún en Aceite de Oliva
  • 80 gr de Pimiento Rojo Asado, en conserva
  • 60 gr de Queso Cheddar en Lonchas (3 lonchas)
  • 7 Huevos de Nuestras Gallinas Felices
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1/2 c/p de Perejil Liofilizado
  • 1/2 c/p de Orégano Liofilizado
  • Pimienta de Sechuán
  • Sal

tortilla-atún-cheddar

ELABORACIÓN
  1. Lavar, pelar y cortar a láminas finas las patatas. Volver a lavarlas para que suelten el almidón, escurrir y freír en abundante aceite de oliva virgen extra bien caliente.
  2. Cuando estén pochadas y comiencen a dorarse ligeramente, escurrir bien y ponerlas en un bol.
  3. Añadir los huevos cascados, el atún escurrido y desmigado, el queso troceado en dados pequeños, el perejil, el orégano, y el pimiento escurrido y troceado.
  4. Sazonar ligeramente.
  5. Tostar unas bayas de Pimienta de Sechuán en una sartén pequeña, machacarlas en un mortero hasta que esté hecha polvo. Añadir al bol.
  6.  Mezclar todo con cuidado para que no se haga una pasta.
  7. Calentar una sartén y añadir un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra, cuando comience a humear, verter la mezcla que tenemos en el bol.
  8. Ligar para que cuaje un poco el huevo, y  proceder a dar forma a la tortilla.
  9. Cocinar a fuego suave. Voltear varias veces con la ayuda de un plato o tapadera lisa, hasta que adquiera un ligero color dorado, y esté bien cuajada por dentro (para facilitar el cuajado, pinchar la superficie de la tortilla varias veces, con un tenedor, antes de dar la vuelta. Esto hará que el calor penetre con facilidad, acelerando el proceso)
  10. Y lista para servir.


tortilla-pan-mesa

tortilla-patatas-atún

♪♬ Tengo una debilidad ♬♩

Tengo una debilidad, hay que calamidad, mi vida es un disgusto.
Tengo una debilidad, no sé que pasará, si no me doy el gusto.

Pero ¡qué calamidad! vergüenza ya me da, las cosas que me pasan. 
Yo no sé que voy a hacer, o me curo de este mal, o me voy a enloquecer. 

Tengo, tengo, tengo, tengo una debilidad, tú lo sabes muy bien, estás muy enterada.
Tengo una debilidad, no se puede ocultar, lo llevo en la mirada.

Y esa gran debilidad, será lo que será por mucho, o por nada. 
Yo no sé que voy a hacer, o me curo de este mal, o me voy a enloquecer.

Tengo una debilidad, tú lo sabes muy bien, estás muy enterada. 
Tengo una debilidad, no se puede ocultar, lo llevo en la mirada. 

Y esa gran debilidad, será lo que será por mucho, o por nada. 
Yo no sé que voy a hacer, o me curo de este mal, o me voy a enloquecer. 
¡Ay! qué debilidad.




Y así a ritmo de Cha cha cha, me despido de vosotros, me tomo un pequeño descanso estival, aunque sea relativo, ya que seguiré cocinando mucho, para compartirlo con vosotros a partir de Septiembre, y aquí desde el otro lado, estaré visitando vuestras cocinas siempre que pueda. 
Mientras tanto os mando un millón de besos y muchas cosas bonita.
¡Sed felices!
♥♥♥







Quiero agradeceros vuestro paso por este rinconcito de mi cocina.

Todo lo que comparto con vosotros lo hago con agrado, y siempre pensando en haceros la vida lo más feliz posible. 

¡¡Gracias!!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...